Efus hace un llamamiento a la Unión Europea para que articule un apoyo a las autoridades locales para acoger e integrar a los inmigrantes

Also in... (English),(Français),(Deutsch)

Reunidos en Reggio Emilia, el Comité Ejecutivo del Efus aprobó una resolución que hace un llamado a la Unión Europea para apoyar a las autoridades locales que se enfrentan a una grave crisis humanitaria debido a la afluencia masiva de inmigrantes, y para establecer una verdadera corresponsabilidad de los Estados miembros para hacer frente a estos dramas cotidianos. 

Resolución del Comité Ejecutivo
Reggio Emilia, 18 de octubre de 2013

Ante los dramas cotidianos relacionados con el flujo migratorio hacia las costas del sur de Europa, el Comité Ejecutivo del Fórum Europeo para la Seguridad Urbana (Efus) hace de nuevo un llamamiento a la Unión Europea para que articule un apoyo a las autoridades locales en la gestión de este fenómeno, que con toda probabilidad aumentará en los próximos años.

Tal  como el Efus ha señalado en resoluciones[i] anteriores,  son las ciudades las primeras en hacerse cargo de los inmigrantes y  de los flujos migratorios constantes,  sin contar con los recursos necesarios. Por esta razón, las administraciones miembros del Efus solicitan la corresponsabilidad de los estados miembros y la solidaridad entre las ciudades para acoger e integrar a estos inmigrantes. Cada estado miembro de la UE debe aceptar responsabilizarse de una parte de los inmigrantes para ayudar a aquellos que reciben, por su situación geográfica, una mayor afluencia migratoria.

Mientras que el flujo migratorio es percibido a menudo como una amenaza para la seguridad, el Comité Ejecutivo del Efus insiste en señalar que se trata sobre todo de una cuestión humanitaria. Las políticas de inmigración deben respetar los valores constitucionales de la Unión Europea. Durante todo el trayecto, los inmigrantes deben ser tratados respetando los derechos humanos.

El Fórum Europeo para la Seguridad Urbana reclama la atención sobre la necesidad de revisar la normativa europea sobre el derecho de asilo. Apoya la revisión del reglamento de Dublín II a fin de crear un régimen de asilo europeo común (RAEC). Actualmente, aunque las fronteras ya no son consideradas como nacionales sino como europeas, el sistema prevé que los solicitantes de asilo permanezcan en el país de llegada. Esta nueva iniciativa permitiría que pudieran ser acogidos y distribuidos por toda Europa. El Efus subraya la necesidad de que se clarifiquen las condiciones de inmigrante y de refugiado, ya que cada una de ellas es objeto de un tipo de intervención diferente, así como la homogeneización de estas condiciones en todos los países miembros.

El Efus subraya la necesidad de equilibrar el reparto de los recursos económicos que la UE dedica a la inmigración. La política europea no debe limitarse al control de fronteras. Debe además invertir en la lucha contra las redes criminales y apoyar la acogida de los inmigrantes.

Los gobiernos municipales, regionales y nacionales deben prestar una mayor atención a esta problemática. Se debe poner énfasis en informar a las autoridades sobre las tendencias y flujos migratorios, así como en la educación de la sociedad de acogida con el fin de reducir los riesgos de discriminación y xenofobia.

El Fórum Europeo insiste en la importancia del establecimiento de dispositivos de integración. Tanto si los inmigrantes se quedan en el país de acogida, como si son reubicados en otro país europeo o como si vuelven a su país de origen, los inmigrantes deben recibir una ayuda para que puedan desarrollar sus capacidades para formar parte de la nueva realidad, social y política, a la que han llegado. El ingreso en centros de detención se debe limitar al mínimo indispensable, ya que no beneficia ni a los inmigrantes ni a las poblaciones de acogida.

Con  objeto de reducir las crisis humanitarias relacionadas con las migraciones, todos los países europeos deben esforzarse para prevenir las causas, especialmente mediante un aumento de la ayuda al desarrollo. Esto creará las condiciones necesarias para permitir a los inmigrantes potenciales quedarse en su país de origen y no arriesgar sus vidas en su huida hacia Europa.

Las ciudades europeas pueden cooperar para sensibilizar a la sociedad en relación a estos fenómenos y para formar actores de primera línea. Asimismo pueden ayudarse mutuamente para hacer frente a las urgencias y para desarrollar soluciones durables. Esta colaboración tendrá también como objetivo la mejora de las condiciones de los inmigrantes, la prevención del sentimiento de inseguridad que pueden experimentar o suscitar y la reducción del riesgo a que se conviertan en presa de organizaciones criminales.

Los miembros del Fórum Europeo están dispuestos a dar su apoyo y comprometerse en el proceso de cooperación relativo a la integración de los inmigrantes. Su experiencia y conocimientos pueden ayudar al establecimiento de políticas dirigidas a la consecución de una convivencia pacífica y a la integración de los inmigrantes en las comunidades locales.

Versión PDF




[i]  Resolución de Viena, febrero de 2011 y resolución de Malta, marzo de 2012.