Masculinidad y cultura patriarcal: El enfoque del CEPREV en la prevención de la violencia pandillera en Centroamérica

Also in... (English),(Français)

Managua, Nicaragua, octubre 2014 – El Centro de Prevención de la Violencia (CEPREV) trabaja desde hace 17 años con grupos de jóvenes violentos en los barrios marginados de Managua y, a partir de su base original, también en otros países de Centroamérica. Monica Zalaquett, su directora ejecutiva, estuvo impartiendo un taller sobre prevención de la violencia en San José, Costa Rica, organizado por el Efus en el marco del Programa EUROsociAL, destinado a funcionarios de la administración central y de los municipios.

El modelo de intervención psicosocial que desarrolla en las comunidades atendidas y en las prisiones parte de un análisis de la cíclica reproducción de la violencia en el seno de la familia, de la escuela y de la comunidad, por la cultura patriarcal. Esta cultura hace del hombre un ser cuyos sentimientos son reprimidos desde la cuna (“un niño no llora”), que no puede dejar emerger su vocación paternal temprana (“un niño no juega con muñecas”), que tiene que contestar con violencia extrema a las ofensas (“mata o muere como un hombre!”)…

Al promover un concepto de masculinidad libre del paradigma del autoritarismo, del estereotipo del macho proveedor de las necesidades materiales de la familia y alejado de las necesidades afectivas, que todo sabe y todo manda, mujeriego (para mostrar que es hombre), un concepto de masculinidad que muestre un padre presente, dialogante, respetuoso, cariñoso, el modelo CEPREV permite romper con ese círculo de reproducción de la violencia.

Trabajando directamente con los jóvenes de pandillas y de otros grupos, con las madres y los padres, con profesores, con líderes comunitarios, con las iglesias, con policías y funcionarios de prisiones, con periodistas, el CEPREV forma multiplicadores de su modelo de intervención, garantizando una continuidad de las intervenciones y el crecimiento exponencial de los atendidos.

Evaluada como una buena práctica por la UNESCO, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas cuya sede está en Santiago de Chile, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otras entidades, la actividad del CEPREV ha producido resultados muy expresivos, de los que destaca la reducción, en los últimos años, de un 37% de los homicidios en las 36 comunidades atendidas, y de un 67% de heridos.

2014-10-15

1413362156

7933