Madrid agenda and the counter terrorism fight, 2005, Madrid, Spain

Also in... (English),(Français)

La estrategia global de lucha contra el terrorismo y la Agenda de Madrid

En la última sesión de la cumbre « Democracia, terrorismo y seguridad », Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas, presentó « Una Estrategia global de lucha contra el terrorismo » estructurada a través de  5 ejes temáticos, llamados las 5 « D »:
Disuadir a los grupos descontentos de utilisar el terrorismo como medio de acción. Para lograr lo anterior es necesario demostrar que sus argumentos son falsos: ellos creen que sus tácticas son eficaces  y que, además, la población las aprueba.  Las autoridades morales y políticas de todos los niveles al igual que la sociedad civil han sido llamadas a afirmar categóricamente que el terrorismo es inaceptable en cualquier circunstancia. K. Annan también afirmó que todo Estado que recurra al terrorismo debe ser condenado y esto, haciendo uso de las reglas existentes del derecho internacional sobre la utilización de las armas por un Estado contra la Sociedad Civil. La atención a las víctimas debe ser garantizada. Dificultar el acceso a los medios que permitan llevar a cabo los atentados. Las medidas contra el lavado de dinero y contra el acceso y la exportación de material nuclear  son incentivadas. Desistir de ofrecer apoyo a los terroristas. El Consejo de seguridad de la ONU no vacilará en  emplear las medidas coercitivas contra los Estados que apoyen a los grupos terroristas. Desarrollar la capacidad del Estado de prevenir el terrorismo, a través de la promoción del buen gobierno, del Estado de Derecho y del fortalecimiento de las fuerzas de policía y de seguridad respetuosas de los Derechos Humanos. Es necesario ayudar a los países pobres que no cuentan con los medios para desarrollar estas capacidades.  El comité contra el terrorismo de la ONU elaborará una estrategia de asistencia técnica en este sentido. Los Estados deben comprometerse a ofrecer una educación ciudadana fundamentada en la reflexión científica y en el pensamiento libre. Frente a la amenaza del terrorismo biológico los expertos recomiendan el fortalecimiento de los sistemas de Salud Pública, especialmente de los sistemas locales, encargados de mantener la vigilancia sobre la aparición de epidemias infecciosas y mortales. Defensa de los Derechos Humanos. Los expertos mundiales y aquellos de la ONU concuerdan en que muchas de la medidas  implementadas contra el terrorismo vulneran los Derechos Humanos y que, en consecuencia, estas generan odio, tensiones y desconfianza  hacia los gobiernos de las zonas en las que el terrorismo puede recrutar sus miembros. Se propone nombrar un relator especial que informe a la Comisión de DDHH  sobre la compatibilidad entre las medidas de lucha contra el terrorismo y los instrumentos internacionales de los Derechos Humanos.
Además, a través de su declaración,  K. Annan ha ofrecido una definición universal de terrorismo: «todo acto que obedezca a la intención de causar la muerte o graves daños corporales a civiles no combatientes, con el objetivo de intimidar a una población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar o abstenerse de realizar un acto». Esta definición podría ser objeto de una controversia dado que no es evidente si ella considera los ataques efectuados contra grupos de civiles armados,  tal como sucede en el conflicto entre Israel y  Palestina [1].

Las recomendaciones de la ONU fueron integradas en la Agenda de Madrid, principal producto de la Cumbre. Esta declaración reúne un conjunto de orientaciones y exhorta a los gobiernos, a las instituciones, a la Sociedad Civil  y a los medios de comunicación a luchar decididamente contra el terrorismo.  Es preciso mencionar algunas de sus ideas :

Necesidad de implementar una respuesta global frente al terrorismos que se apoye en la ONU. Llamado a la pronta conclusión del Acuerdo Global sobre el terrorismo internacional. Creación a nivel nacional de los Altos comisionados  para las víctimas del terrorismo. Fortalecimiento de la cooperación internacional: creación de foros periódicos de discusión, fortalecimiento de las organizaciones regionales  que deben articularse a las necesidades locales y apoyarse en las redes locales. Creación de un fondo financiero. Contra los factores de riesgo : promover el diálogo cultural y religioso a nivel local, medidas de política social y económica, mediación y pacificación en las sociedades que están marcadas por conflictos durables, fortalecimiento de las instituciones democráticas. Tratar el terrorismo como un delito específico, impedir la impunidad así como la vulneración de los Derechos Humanos en lucha contra el terrorismo. Favorecer los intercambios seguros de información  entre los Estados  y la creación de un sistema de almacenamiento compartido de medicinas y vacunas. Armonizar  los instrumentos nacionales e internacionales,  crear planes de acción nacionales de lucha contra el terrorismo,  duplicar los esfuerzos de lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva. Para esto es preciso investigar a los países sospechosos de apoyar a las redes terroristas. Privar a los terroristas de sus medios financieros: luchar contra el tráfico de drogas, promover la creación de unidades de inteligencia financiera. Crear una red global de ciudadanía y un sistema de alerta temprana que se apoye en la misma. Los ciudadanos están llamados a implicarse activamente.

Tanto la Agenda de Madrid como la Estrategia de lucha global contra el terrorismo han hecho énfasis sobre el papel que los Estados, los organismos internacionales y la Sociedad Civil jugarán en la implementation de las recomendaciones. Las organizaciones de la Sociedad Civil han sido invitadas a atacar las causas locales del terrorismo, labor en la que la educación hacia la tolerancia fue identificada como un factor clave. Si bien la promoción de un buen gobierno fue puesta de relieve, el punto de vista de las ciudades y de los representantes locales no fue considerado suficientemente.

Una de las expertas que animó, durante la Cumbre, los debates que versaron sobre la Sociedad Civil, Mary Kaldor, afirmó que el terrorismo es una respuesta extrema frente a la globalización de la economía que genera fenómenos como la ansiedad y la exclusión. Para combatir este problema, ella recomendó  revisar el significado y la naturaleza de la política mundial actual, comenzando por el nivel donde la globalizacion se hace sentir en primera instancia, es decir, el nivel local.

Mary Kaldor subrayó que las inseguridades económicas y sociales que contribuyen al aumento del terrorismo se relacionan con la inmigración, la urbanización acelerada, el desempleo y las formas extremistas de educación religiosa. ¿ No son estos los temas sobre los cuales las ciudades europeas vienen interviniendo a fin de prevenir la delincuencia y de luchar contra el sentimiento de inseguridad?

El FESU en reiteradas ocasiones ha puesto de relieve el papel de la ciudades y de los representantes locales en la lucha contra el terrorismo internacional, así como la necesidad de aumentar los intercambios de conocimientos y la coordinación entre los actores de todos los niveles para fortalecer las capacidades locales y nacionales, tanto de reacción como de prevención.

Después de haber considerado las conclusiones de la Cumbre  « Democracia, terrorismo y seguridad », el FESU  manifiesta su deseo de que las próximas iniciativas y encuentros que versen sobre la lucha contra el terrorismo cuenten con una participación mas significativa de las colectividades y de los representantes locales. Las autoridades nacionales deben tomar consciencia del importante papel que juegan los actores locales en la lucha contra el terrorismo. Pero también las autoridades locales deberán actuar de manera más proactiva en la prevención de un problema que podría encontrar un terreno propicio en el espacio urbano.

Las políticas sociales, de inmigration, educativas y económicas, deben tener en cuenta los factores de riesgo que puedan favorecer la acción de los grupos terroristas. El diálogo intercultural e inter-religioso debe fortalecerse. La acción que en este sentido es desarrollada por la Sociedad Civil debe articularse con la política de la ciudad. La lucha contra el terrorismo constituye así un debate que debe inscribirse en la agenda de las coaliciones locales por la seguridad. 

[1] Le Monde, 11 de Marzo 2005.